1.000 milímetros en menos de tres meses. Preocupación en el sector.

Ante la grave situación por todos conocida,  la ASOCIACION DE PROPIETARIOS DE PREDIOS RURALES DEL DISTRITO SAN JUSTO, quiere expresar su profunda preocupación por el estado de los caminos comunales y rutas provinciales. 

Nuevamente nos encontramos en estado de desastre, sufriendo una vez más las adversidades que impone el clima, teniendo en cuenta que aún perduran secuelas de las anteriores catástrofes, sin dar tiempo para reponernos. No hemos contado con los recursos extraordinarios necesarios para afrontar estos problemas y poder desenvolvernos de acuerdo con las circunstancias.

La cuestión hídrica y vial santafesina una vez más deja expuesta su endeble estructura cuyas causas y efectos ya han sido puestas de manifiesto una y mil veces.

Los distintos episodios de cuantiosas lluvias han provocado nuevamente catastróficos estragos para una vastísima superficie del mapa productivo. Hay muchas zonas anegadas y el drenaje se torna lento porque los desagües naturales no funcionan adecuadamente.

Resulta imprescindible que en Santa Fe la cuestión hídrica sea una verdadera política de estado; esto implica que partiendo de un diagnóstico serio y adecuado se tracen estrategias centrales, respaldadas por un amplio consenso social, institucional y político, que trasciendan los sucesivos gobiernos hasta alcanzar sus objetivos con un horizonte de cierta estabilidad y permanencia en el tiempo.

Santa Fe carece de un plan integral de manejo de aguas de superficie; La ausencia de planes técnicamente consistentes y la ejecución de obras acordes provocan que, cuando ocurren estos fenómenos, no sólo se inundan los campos, sino que se destruye la infraestructura ya de por si insuficiente. 

Es imprescindible destacar que este Consorcio Caminero no cuenta ni con los recursos económicos ni de maquinarias idóneas, para llevar a cabo la reconstrucción de la red terciaría de caminos comunales y rutas provinciales de nuestra jurisdicción, situación que nos inquieta enormemente. El estado de nuestros caminos es crítico, hay agua estancada sobre la calzada, por encontrase las alcantarillas tapadas, con tubos descalzados y/o rotos, socavones en las banquinas por corrida de agua. 

Pedimos paciencia a los productores y entendemos su situación, pero cuando las condiciones meteorológicas lo permitan, podremos iniciar los trabajos de reparación para recuperar, por lo menos,  la transitabilidad de los caminos, pero sin resolver el problema de fondo; solución que no está al alcance de nuestras manos por lo motivos mencionados anteriormente.

Si no se pone a disposición todos los recursos del Estado provincial para atender la situación con la celeridad que requiere el caso, desde nuestro humilde lugar, sin la asistencia adecuada y los capitales necesarios, no podremos hacer frente a tamaña situación. 

Un sistema hídrico y vial acorde  con la realidad  geográfica,  climática y con el desarrollo y avance del agro no puede seguir postergado, aplicando solamente medidas coyunturales sin enfrentar definitivamente lo que es estructural; requerimos la máxima atención de las autoridades provinciales, es ahora, ante una situación como la que se vive, cuando se deben dar respuestas oportunas, suficientes e inmediatas.

937 veces leído

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *