GLIFOSATO: una nueva revisión de la EPA en diciembre

Por Graciela Vizcay Gomez.

La cuestión de si el glifosato es o no es cancerígeno ha tomado una nueva importancia como consecuencia de solicitudes por parte de activistas ambientales compuesto ahora se ha encontrado en los cereales de desayuno, galletas y otros aperitivos.

La EPA ha programado que un recién constituido Grupo Asesor Científico Federal de Insecticidas, Fungicidas y rodenticidas (SAP) para revisar las conclusiones sobre el herbicida glifosato, según la publicación del Huffington Post.

Se espera que el panel pueda satisfacer las expectativas entre el 13 al 16 de diciembre próximo, en Arlington, Virginia. Una reunión anterior de un panel ligeramente diferente programado a mediados de octubre se pospuso por problemas de agenda de algunos de sus miembros, de acuerdo con la EPA.

La agencia dijo que el Dr Pedro Infante, un epidemiólogo y ex trabajador de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, no formará parte en el nuevo panel. Cuatro científicos adicionales, incluyendo un profesor de la Universidad de Arkansas para las Ciencias Médicas, Little Rock, se unirá a la SAP.

Organizaciones como CropLife America, que representa a Monsanto, criticaron la selección del Dr. Infante para el panel original, señalando que había declarado contra Monsanto en demandas contra la empresa que vende el glifosato, el ingrediente activo en el herbicida Roundup. CropLife pidió que el Dr. Pedro Infante sea descalificado por completo de la participación del panel: «La EPA debe reemplazar al Dr. Infante «, dijo CropLife a la EPA.

También cuestionaron la selección de Kenneth Portier, vicepresidente de Estadística y Centro de Evaluación, de la Sociedad Americana del Cáncer, Atlanta, Ga., Que permanece en el SAP. Portier es el hermano de Christopher Portier, que ha escrito una serie de artículos que defienden el informe de marzo de 2015 la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer que dijo que el glifosato probablemente causan cáncer en los seres humanos.

Crítica de los pesticidas

Infante habría dicho que estaba «desconcertado» en enterarse de que ya no va a servir en el SAP, aunque su testimonio en los juicios indica que ha sido muy crítico con el registro de la EPA del glifosato para uso en cultivos de ingeniería genética.

«No he elegido dejar el panel», dijo a un reportero. «No, fuí retirado de panel … estoy totalmente desconcertado por eso.»

Grupos de activistas ambientales dicen que es altamente inusual que la EPA pueda eliminar miembros de los paneles consultivos de científicos después de que ya hayan sido constituidos. Dijeron que los puntos de vista de Infante sobre el glifosato tenían que haber sido conocidos cuando se selecciona por primera vez al panel.

Funcionarios de CropLife America dijeron que las opiniones del Dr Infante fueron más allá de su testimonio sobre el glifosato en las causas judiciales. Citaron su trabajo con el Collegium Ramazzini, una organización con sede en Italia, que tiene emite declaraciones críticas sobre el uso de plaguicidas en general.

«No creo que sea una mala cosa lo que pedimos, y no creo que sea una mala cosa que aceptaran nuestras preocupaciones», dijo Janet E. Collins, vicepresidente de asuntos científicos y regulatorios en CropLife America, a raíz del anuncio de las nuevas fechas de las reuniones de SAP.

Por otra parte: -«Esto es indignante. La industria quiere decir que nuestros propios científicos del gobierno, los superiores en sus campos, no son lo suficientemente buenos para estos paneles » manifestó Michael Hansen, científico senior de la Unión de Consumidores.- «Si la EPA quiere añadir epidemiólogos extra es genial, pero ¿por qué no lo hicieron antes? Ellos están haciendo esto debido a la presión de la industria «.

El glifosato en el cereal?

La cuestión de si es o no el glifosato cancerígeno ha tomado una nueva importancia como consecuencia de solicitudes por parte de activistas ambientales compuesto ahora se ha encontrado en los cereales de desayuno, galletas y otros aperitivos. Los estados están obligados a desencadenar otra ronda de preguntas acerca de la seguridad del herbicida.

En los documentos publicados a principios de este otoño, la EPA dijo que ha determinado el glifosato no es probablemente carcinogénico en seres humanos, un hallazgo compartido por organizaciones tales como la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria y el equivalente de Nueva Zelandia de la EPA.

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, que a menudo se identifica como un brazo de la Organización Mundial de la Salud, aunque no tiene esa legitimación, es una de las pocas entidades que ha emitido informes diciendo que cree que el herbicida es probablemente cancerígeno.

La convocatoria de un grupo de asesoramiento científico es uno de los procedimientos de la EPA sigue de forma rutinaria para asegurarse de que sus aprobaciones reguladoras se basan en conocimientos científicos sólidos y las investigaciones más recientes sobre los temas.

La EPA ha dicho que va a emitir una evaluación de riesgos para el glifosato en la primavera de 2017.

Me pregunto, y le pregunto nuevamente al Papa Francisco: ¿Para cuándo una nueva semana de estudios de la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano? Presidida por el suizo Werner Arber, y el profesor argentino, Canciller Marcelo Sánchez Sorondo, ya es hora de llevar a la práctica desde la Santa Sede, a la Encíclica «Laudato Si», un proyecto donde se evitó hablar de los afectados por los agrotóxicos.  Ya es hora que se corrija el documento emitido por la Pontificia Academia, entre el 15 al 19 de mayo de 2009, fecha del último tratamiento del tema GMO,  que es una vergonzosa oda pro-transgénicos.
Desde ése año a la fecha, hay pruebas suficientes para que los firmantes del documento, muchos de ellos Premios Nóbeles, acepten que los GMO no son seguros, que no van a salvar al mundo del hambre, pero sí lo van a destruir, en connivencia con la Iglesia. Asimismo, como lo hizo CropLife, que científicos en defensa de la vida puedan exigir al Vaticano, el apartamiento de la Pontificia Academia de las Ciencias, a aquellos científicos pro-transgénicos, para que no puedan formar parte nuevamente de una semana de estudios y viciar el nuevo documento por conflictos de intereses.-
774 veces leído

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *