SAN JUSTO TENDRÁ EL MONUMENTO A LA MEMORIA ACTIVA

A pedido de algunas señoras lectoras , repetimos el texto en el que el escultor local José Luis Juan Malatini explica y fundamente la obra que habrá de emplazarse en el predio de Cortada Jorge R. González y Ruta 11. Recordemos que el 24 de marzo del corriente año se colocó la plaa fundamental en dicho terreno, con presencia de las autoridades, y familiares de víctimas, como así también del autor de a escultura.
Dice José Luis Juan Malatini Sartor :» El objetivo primordial es recordar el pasado y plasmar en el presente la huella de algo que no queremos que vuelva a suceder en el futuro. Un símbolo que nos permita homenajear a las víctimas, pero oficie también como símbolo de reconciliación. No se trata de reabrir heridas del pasado, sino que las heridas se cierren definitivamente. La recuperación de la memoria es un acto de responsabilidad, indispensable en la construcción de una identidad colectiva que reconoce como estructurante la vivencia común de momentos traumáticos. La construcción de un memorial sobre las víctimas de la dictadura militar significa fundamentalmente, tomar partido por una manera pacífica y democrática de redimir nuestras diferencias políticas. Significa condenar la falta de libertad de expresión, la aniquilación de la libertad de pensar distinto. La intención es dejar una luz encendida que nos muestre ese pedazo de nuestra historia común que debemos sanar, pero no olvidar. La vida en democracia se construye y se sostiene en diferentes ámbitos que exceden lo institucional y la política. El arte es, en este sentido, una herramienta fundamental para expresar y condensar en un espacio delimitado una mirada de sentimientos y emociones que necesitan ser contados y reflejados. Si bien la realización de una escultura recordatorio fue el punto de partida, proponemos involucrar a diferentes instituciones, entidades, personas en la realización del proyecto, intentando plasmar desde la concepción y en su ejecución la voluntad de un “vivir juntos”. La escultura será el eje de este espacio completo concebido como un memorial, donde cada elemento tiene una intencionalidad y pretende en conjunto emitir un mensaje claro: “nunca más”. Así, por ejemplo pensamos delimitar un Espacio Verde, e incorporar arbustos, plantas de menor a mayor finalizando con álamos plateados que tienen estos, la particularidad de generar un sonido musical con sus hojas beneficiando el clima de recogimiento e introspección que se pretende generar. Entre los árboles y la escultura se construirá un muro de ladrillos con Ventanas (Calado), que representa la importancia de la interconexión entre pasado, presente y futuro Proponemos realizar una surgente, vertiente de Agua, elemento que simboliza la pureza y la tranquilidad a la que aspiramos, en oposición a la violencia y agresión que marcaron esos años. El agua tiene la virtud de sanar, de lavar, de dar vida y por esto nos parece apropiado incorporar este símbolo en este espacio memorial. Con la intención de incorporar una Memoria Auditiva; periodistas de distintos medios realizarán entrevistas a personas de edades diversas, las que cuenten en forma concisa un testimonio, recuerdo de su vivencia de esos años (1976 a 1983), dejando una fuente de inspiración para plasmar y ser trasmitida en la obra. El proyecto prevé la disposición de un lugar donde se enarbola la Enseña Patria, espacio para efectuar eventos y ceremonias. La Escultura, representará tres lenguas de fuego entrelazadas, de aproximadamente tres metros y medio de altura y será realizada en acero inoxidable. En una de las concepciones del fuego propia al mundo occidental, se le atribuye la capacidad de ser agente de transformación (todas las cosas nacen del fuego y a él vuelven). Al fuego lo asociamos también a la idea de calor corporal como signo de salud y vida. Al elevar estas llamas intentamos decir en voz alta que elegimos la vida, y elegimos mantener vivo el recuerdo. La presencia del acero inoxidable nos transmite el temple y fortaleza inalterable, permitiendo a su vez, el reflejo de lo presente, lo cotidiano, donde se forja y se gesta la reconstrucción de la vida en común. La idea de la llama con sus tres lenguas de fuego se concibe como símbolos de la Libertad, la Justica y la Paz. Tríada de valores que esperamos, sean por siempre los pilares de nuestra comunidad. Cabe precisar que más allá del simbolismo concreto de este memorial, el lugar elegido para el emplazamiento de la Escultura es preponderante, lo que la convierte en un Hito, siendo una referencia al viajero que se desplaza por ruta nacional Nº11, jerarquizando el ingreso y salida de la Ciudad de San Justo, provincia de Santa Fe. (Vittorio Cassini)»
613 veces leído

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *