Y un día llego la factura del servicio eléctrico y pisamos tierra.

Comenzó mayo y con el comenzaron las quejas de vecinos por el aumento en el costo del suministro eléctrico, que en los hogares llega hasta el 100% mientras que el impacto en los comercio ronda casi un 200%  según fuentes que agrupan a los comercios.

“soy dueño de un kiosco que obtiene una ganancia de$15.000 pesos promedio por mes y debo hacer frente a una factura de $ 7.895 de consumo eléctrico.  Además  de reponer y pagar gastos de mi hogar”. Ariel un comerciante de San Justo.

Más allá del este impacto debemos preguntarnos como continúa el tema a futuro, el retiro de los subsidios nacionales sobre el gas y la energía eléctrica que fue del casi el 400% nos permite ver un panorama conflictivo en los miles de asalariados clase media que a partir de marzo ya engrosan la filas de la pobreza, el consumo interno cayó en promedio un 25% en el primer trimestre del año datos oficiales y la inflación acumula un porcentaje del 25% mas una devaluación del 50%, solo indicadores económicos. La empleados de la administración pública tan golpeada por una acuerdo salarial que no satisface la expectativas de los trabajadores ya comienzan a demostrar su descontento.  Si bien no tenemos índices de desempleo real en San Justo, basta con recorrer  los barrios de nuestra ciudad y charlar con vecinos, 25 días de lluvia continua han paralizado la construcción, que a su vez afecto de lleno a los corralones.

Por otra parte antes los rumores de un nuevo aumento en la garrafa de 10kg, mucha gente  salió a buscar gas de reserva, con lo cual comerciantes han dejado de venderlo.

Estamos en mayo, no es mitad de año todavía. «Fin de fiesta»

797 veces leído

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *